DANZA, esa bella palabra que ha sido y será desde tiempos ancestrales un vehículo de unión entre personas, un modo de celebración, en muchas tribus y comunidades se ha usado la danza para rendir homenaje o devoción a sus dioses y como modo de  conexión con lo espiritual , con lo divino, sirvieron igualmente para ritualizar acontecimientos importantes (nacimientos, defunciones, bodas) en ceremonias de fecundidad, caza o guerra, o de diversa índole religiosa, donde la propia respiración y los latidos del corazón sirvieron para otorgar una primera cadencia a la danza

La danza por si sola es terapéutica, trabaja y refuerza los músculos, activa nuestro ritmo cardiaco, por lo que nuestra circulación sanguínea mejora, quema calorías y toxinas, aumenta nuestra autoestima, mejora la sensibilidad, la comunicación con los demás, mediante la danza, nuestro cuerpo entra en contacto íntimo con nuestro ser más profundo, rompe barreras, deshace patrones. Con la danza podemos ser nosotros mismos, sin máscaras, sin prototipos, si vives la danza con pasión, cualquier tipo de danza, eres más tú, te descubres.

Danza 5 elementos, biotiful 365, tribumiwi, Miriam Jiménez, danza, terapias naturales, holistica, biodanza,

Toda una vida danzando, investigando el movimiento y a donde nos conduce, por medio de la danza clásica, la danza contemporánea y la danza terapéutica, pude unir todas estas experiencias a los conocimientos  terapéuticos que recibí y cree la danza que denomino danza de los 5 elementos donde entran en juego la medicina china, la danza ancestral, el conocimiento del cuerpo a través de los chacras, la bioenergética , la conexión con los elementos,  con la Madre Tierra, con nuestra esencia.

Por medio de ésta danza podemos atravesar las diferentes etapas de nuestra vida, nacimiento, pubertad, adolescencia, madurez y quietud; cada una de ellas relacionada con un elemento, un chacra, una emoción y un ritmo, vamos viajando por estos diferentes estados para perdonar y dejar fluir, dejar ir, sanar, en conexión con los elementos, en conexión con la música, en conexión con nuestro cuerpo, del cual disfrutamos y gozamos, un viaje desde lo profundo y ancestral al aquí y ahora. Al finalizar una inmensa paz y amor vibran desde tu interior al exterior, esa es tu luz, que aflora desde dentro, esa luz que impulsa tu vida, esa luz que te guía…

 

Solo tú puedes danzar tu danza, te invito a que la dances, te invito a que dances la vida, que dances con el sol, con las estrellas, con las aguas y el fuego, con la Tierra y el cielo…y que hagas de ella tu medio vital.

Miriam Jimenez @tribumiwi