Este potente limpiador corporal que se utiliza tradicionalmente en los tratamientos ayurvédicos es una alternativa maravillosa al jabón.

Es un polvo hecho a base de hierbas y plantas que dejan tu piel sana y fresca. Es completamente natural, no produce espuma ni reseca y tu piel se queda con un tono uniforme, suave, limpia y lisa.

Ingredientes

4 cdas de Harina de avena

4 cdas de Harina de almendras

1 cda de Neem

1/2 cda de Cúrcuma

1/2 cda de Hinojo

Hay varias fórmulas según tu biotipo (dosha), pero esta es una que sirve en general para tod@s. Puedes mezclarla con agua o con aceite para conseguir una pasta con la que limpias y exfolias tu piel. Es preferible aplicar la pasta sobre la piel previamente humedecida con agua de rosas pura orgánica. Masajea ligeramente con movimientos circulares y enjuague para limpiar toxinas, impurezas y contaminantes ambientales.